Cumbre del Clima: Las emisiones siguen subiendo y también los costos de adaptarseCumbre del Clima: Las emisiones siguen subiendo y también los costos de adaptarse

Por/By Katiana Murillo
Lima, Perú. Mientras que los países signatarios de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, COP 20, reunidos en Lima, Perú, deben concertar el borrador de un acuerdo climático global que sustituya al  poco efectivo Protocolo de Kioto, las emisiones de gases de efecto invernadero siguen en aumento así como los costos de adaptarse.
Un informe del Banco Mundial señala que a medida que el planeta siga calentándose, los fenómenos meteorológicos extremos se convertirán en “la nueva normalidad climática”. El calentamiento actual del planeta, que es de 0,8 °C, podría alcanzar los 2 °C y 4 °C por encima de los niveles preindustriales para incluso antes de finales del siglo, si no se actúa lo antes posible.
Señala el informe que la temperatura del planeta aumentará por lo menos 1,5 °C para mediados de este siglo, aun cuando se disminuyan las emisiones en este momento, debido a que estamos sufriendo las consecuencias de las emisiones generadas en el pasado.
Una de las regiones más afectadas será América Latina y el Caribe. De acuerdo con el Banco Mundial, para el año 2050 y bajo un escenario de 4°C, las inundaciones costeras podrían generarle solo a esta región pérdidas por alrededor de $22.000 millones, entre daños en infraestructura y afectación del turismo.
La región sufrirá cada vez más de olas de calor extremo, patrones de lluvia cambiantes, la acidificación de los océanos, un aumento en el nivel del mar y en la intensidad de los ciclones tropicales, que afectarán los recursos costeros, el turismo, la salud, la seguridad alimentaria e hídrica.
Según un informe de la Comisión Económica para América Latina (CEPAL), los costos económicos del cambio climático podrían variar entre 1% y 4,5% del producto interno bruto (PIB) anual de América Latina y el Caribe en el caso de que la temperatura aumente 2,5°C respecto del promedio histórico.
Cuánto dinero se necesita para adaptarse
Un tema clave en la COP 20 es la discusión sobre la forma de operación del Fondo Verde para el Clima (FVC), creado como mecanismo financiero de la Convención en 2011 para apoyar a los países en desarrollo en la reducción de sus emisiones y la adaptación a los impactos del cambio climático.
La meta del fondo es recaudar $100.000 millones anuales para el 2020 y actualmente su contenido es de $9.300 millones. Sin embargo, un informe lanzado el pasado 5 de diciembre por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) señala que aun cuando se disminuyan las emisiones globales de GEI a los niveles requeridos para mantener el calentamiento del planeta por debajo de los 2°C en este siglo, el costo para los países en desarrollo de adaptarse al cambio climático será de dos a tres veces más alto que la meta establecida por el fondo.
Según la CEPAL, el costo de las medidas de adaptación para América Latina y el Caribe se estima cercano al 0,5% del PIB regional.
De acuerdo con Jorge Familiar, Vicepresidente del Banco Mundial para América Latina y el Caribe, la región debe estimular el uso de energía renovable para reducir las emisiones de carbono y debe llevar a cabo innovaciones como la agricultura climáticamente inteligente “para gestionar los riesgos climáticos y asegurar la seguridad alimentaria”. La región tiene incluso el potencial de ser el “granero” del mundo, pero el costo de no actuar seguirá siendo cada vez más alto.

Por/By Katiana Murillo
Lima, Perú. Mientras que los países signatarios de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, COP 20, reunidos en Lima, Perú, deben concertar el borrador de un acuerdo climático global que sustituya al  poco efectivo Protocolo de Kioto, las emisiones de gases de efecto invernadero siguen en aumento así como los costos de adaptarse.
Un informe del Banco Mundial señala que a medida que el planeta siga calentándose, los fenómenos meteorológicos extremos se convertirán en “la nueva normalidad climática”. El calentamiento actual del planeta, que es de 0,8 °C, podría alcanzar los 2 °C y 4 °C por encima de los niveles preindustriales para incluso antes de finales del siglo, si no se actúa lo antes posible.
Señala el informe que la temperatura del planeta aumentará por lo menos 1,5 °C para mediados de este siglo, aun cuando se disminuyan las emisiones en este momento, debido a que estamos sufriendo las consecuencias de las emisiones generadas en el pasado.
Una de las regiones más afectadas será América Latina y el Caribe. De acuerdo con el Banco Mundial, para el año 2050 y bajo un escenario de 4°C, las inundaciones costeras podrían generarle solo a esta región pérdidas por alrededor de $22.000 millones, entre daños en infraestructura y afectación del turismo.
La región sufrirá cada vez más de olas de calor extremo, patrones de lluvia cambiantes, la acidificación de los océanos, un aumento en el nivel del mar y en la intensidad de los ciclones tropicales, que afectarán los recursos costeros, el turismo, la salud, la seguridad alimentaria e hídrica.
Según un informe de la Comisión Económica para América Latina (CEPAL), los costos económicos del cambio climático podrían variar entre 1% y 4,5% del producto interno bruto (PIB) anual de América Latina y el Caribe en el caso de que la temperatura aumente 2,5°C respecto del promedio histórico.
Cuánto dinero se necesita para adaptarse
Un tema clave en la COP 20 es la discusión sobre la forma de operación del Fondo Verde para el Clima (FVC), creado como mecanismo financiero de la Convención en 2011 para apoyar a los países en desarrollo en la reducción de sus emisiones y la adaptación a los impactos del cambio climático.
La meta del fondo es recaudar $100.000 millones anuales para el 2020 y actualmente su contenido es de $9.300 millones. Sin embargo, un informe lanzado el pasado 5 de diciembre por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) señala que aun cuando se disminuyan las emisiones globales de GEI a los niveles requeridos para mantener el calentamiento del planeta por debajo de los 2°C en este siglo, el costo para los países en desarrollo de adaptarse al cambio climático será de dos a tres veces más alto que la meta establecida por el fondo.
Según la CEPAL, el costo de las medidas de adaptación para América Latina y el Caribe se estima cercano al 0,5% del PIB regional.
De acuerdo con Jorge Familiar, Vicepresidente del Banco Mundial para América Latina y el Caribe, la región debe estimular el uso de energía renovable para reducir las emisiones de carbono y debe llevar a cabo innovaciones como la agricultura climáticamente inteligente “para gestionar los riesgos climáticos y asegurar la seguridad alimentaria”. La región tiene incluso el potencial de ser el “granero” del mundo, pero el costo de no actuar seguirá siendo cada vez más alto.

Cumbre del Clima:
Las emisiones siguen subiendo y también los costos de adaptarse
Por Katiana Murillo
Lima, Perú. Mientras que los países signatarios de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, COP 20, reunidos en Lima, Perú, deben concertar el borrador de un acuerdo climático global que sustituya al  poco efectivo Protocolo de Kioto, las emisiones de gases de efecto invernadero siguen en aumento así como los costos de adaptarse.
Un informe del Banco Mundial señala que a medida que el planeta siga calentándose, los fenómenos meteorológicos extremos se convertirán en “la nueva normalidad climática”. El calentamiento actual del planeta, que es de 0,8 °C, podría alcanzar los 2 °C y 4 °C por encima de los niveles preindustriales para incluso antes de finales del siglo, si no se actúa lo antes posible.
Señala el informe que la temperatura del planeta aumentará por lo menos 1,5 °C para mediados de este siglo, aun cuando se disminuyan las emisiones en este momento, debido a que estamos sufriendo las consecuencias de las emisiones generadas en el pasado.
Una de las regiones más afectadas será América Latina y el Caribe. De acuerdo con el Banco Mundial, para el año 2050 y bajo un escenario de 4°C, las inundaciones costeras podrían generarle solo a esta región pérdidas por alrededor de $22.000 millones, entre daños en infraestructura y afectación del turismo.
La región sufrirá cada vez más de olas de calor extremo, patrones de lluvia cambiantes, la acidificación de los océanos, un aumento en el nivel del mar y en la intensidad de los ciclones tropicales, que afectarán los recursos costeros, el turismo, la salud, la seguridad alimentaria e hídrica.
Según un informe de la Comisión Económica para América Latina (CEPAL), los costos económicos del cambio climático podrían variar entre 1% y 4,5% del producto interno bruto (PIB) anual de América Latina y el Caribe en el caso de que la temperatura aumente 2,5°C respecto del promedio histórico.
Cuánto dinero se necesita para adaptarse
Un tema clave en la COP 20 es la discusión sobre la forma de operación del Fondo Verde para el Clima (FVC), creado como mecanismo financiero de la Convención en 2011 para apoyar a los países en desarrollo en la reducción de sus emisiones y la adaptación a los impactos del cambio climático.
La meta del fondo es recaudar $100.000 millones anuales para el 2020 y actualmente su contenido es de $9.300 millones. Sin embargo, un informe lanzado el pasado 5 de diciembre por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) señala que aun cuando se disminuyan las emisiones globales de GEI a los niveles requeridos para mantener el calentamiento del planeta por debajo de los 2°C en este siglo, el costo para los países en desarrollo de adaptarse al cambio climático será de dos a tres veces más alto que la meta establecida por el fondo.
Según la CEPAL, el costo de las medidas de adaptación para América Latina y el Caribe se estima cercano al 0,5% del PIB regional.
De acuerdo con Jorge Familiar, Vicepresidente del Banco Mundial para América Latina y el Caribe, la región debe estimular el uso de energía renovable para reducir las emisiones de carbono y debe llevar a cabo innovaciones como la agricultura climáticamente inteligente “para gestionar los riesgos climáticos y asegurar la seguridad alimentaria”. La región tiene incluso el potencial de ser el “granero” del mundo, pero el costo de no actuar seguirá siendo cada vez más alto.

Por/By Katiana MurilloLima, Perú. Mientras que los países signatarios de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, COP 20, reunidos en Lima, Perú, deben concertar el borrador de un acuerdo climático global que sustituya al  poco efectivo Protocolo de Kioto, las emisiones de gases de efecto invernadero siguen en aumento así como los costos de adaptarse.Un informe del Banco Mundial señala que a medida que el planeta siga calentándose, los fenómenos meteorológicos extremos se convertirán en “la nueva normalidad climática”. El calentamiento actual del planeta, que es de 0,8 °C, podría alcanzar los 2 °C y 4 °C por encima de los niveles preindustriales para incluso antes de finales del siglo, si no se actúa lo antes posible.Señala el informe que la temperatura del planeta aumentará por lo menos 1,5 °C para mediados de este siglo, aun cuando se disminuyan las emisiones en este momento, debido a que estamos sufriendo las consecuencias de las emisiones generadas en el pasado.Una de las regiones más afectadas será América Latina y el Caribe. De acuerdo con el Banco Mundial, para el año 2050 y bajo un escenario de 4°C, las inundaciones costeras podrían generarle solo a esta región pérdidas por alrededor de $22.000 millones, entre daños en infraestructura y afectación del turismo.La región sufrirá cada vez más de olas de calor extremo, patrones de lluvia cambiantes, la acidificación de los océanos, un aumento en el nivel del mar y en la intensidad de los ciclones tropicales, que afectarán los recursos costeros, el turismo, la salud, la seguridad alimentaria e hídrica.Según un informe de la Comisión Económica para América Latina (CEPAL), los costos económicos del cambio climático podrían variar entre 1% y 4,5% del producto interno bruto (PIB) anual de América Latina y el Caribe en el caso de que la temperatura aumente 2,5°C respecto del promedio histórico.Cuánto dinero se necesita para adaptarseUn tema clave en la COP 20 es la discusión sobre la forma de operación del Fondo Verde para el Clima (FVC), creado como mecanismo financiero de la Convención en 2011 para apoyar a los países en desarrollo en la reducción de sus emisiones y la adaptación a los impactos del cambio climático.La meta del fondo es recaudar $100.000 millones anuales para el 2020 y actualmente su contenido es de $9.300 millones. Sin embargo, un informe lanzado el pasado 5 de diciembre por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) señala que aun cuando se disminuyan las emisiones globales de GEI a los niveles requeridos para mantener el calentamiento del planeta por debajo de los 2°C en este siglo, el costo para los países en desarrollo de adaptarse al cambio climático será de dos a tres veces más alto que la meta establecida por el fondo.Según la CEPAL, el costo de las medidas de adaptación para América Latina y el Caribe se estima cercano al 0,5% del PIB regional.De acuerdo con Jorge Familiar, Vicepresidente del Banco Mundial para América Latina y el Caribe, la región debe estimular el uso de energía renovable para reducir las emisiones de carbono y debe llevar a cabo innovaciones como la agricultura climáticamente inteligente “para gestionar los riesgos climáticos y asegurar la seguridad alimentaria”. La región tiene incluso el potencial de ser el “granero” del mundo, pero el costo de no actuar seguirá siendo cada vez más alto.

Condividi su facebook
Condividi su twitter
Condividi su linkedin
Condividi su email
guest
0 Commenti
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x